Degustación de presentaciones finales del CACG

(Campus, 11 de Diciembre de 2013)

La fusión entre lo tradicional y las nuevas creaciones y tendencias gastronómicas se hizo presente en la degustación de panadería realizada por los participantes del diplomado en Panadería y Pastelería del Centro de Articiencias Culinarias y Gastronómicas, CACG. La jornada, realizada el pasado jueves 05 de diciembre, contó con la visita de José Gómez Zamudio, vicerrector académico de la UJAP y Tarsys Vizcarrondo, decana de la Facultad de Ciencias Sociales de la casa de estudios.

La evaluación de los trabajos estuvo a cargo de Angela Camero, chef del reconocido restaurant Soho, José Nicolas, chef coordinador del centro y el chef facilitador, Pablo Lanetti.

Nicolas explica que la actividad se basa en que los participantes expongan las técnicas aprendidas aportando su propia creatividad. “No se trata de que los participantes se guíen únicamente de fórmulas sino que demuestren las técnicas, puesto que si conocen las técnicas son capaces de ejecutar creaciones propias”.

Por otra parte la personalidad invitada para el momento, Angela Camero, expresó su admiración por el CACG catalogándolo como una alternativa excelente que abre paso al arte culinario desde el punto de vista académico. “Es increíble ver que cómo la cocina está dejando de ser un boom y pasó a formar parte del abanico de ofertas académicas que ofrece una universidad, como es el caso del CACG,  Es muy importante para los participantes saber no sólo preparar el producto sino también venderlo. Debemos tomar en cuenta que la gran mayoría está aquí con el deseo de poder insertarse en el mercado laboral y en ese mundo ellos deben saber interactuar con el cliente y vender su producto e incluso su persona”, explicó.

De igual forma, Camero resaltó la importancia que tiene la pedagogía dentro de la academia gastronómica, alegando que el mundo culinario ha venido transformándose en un espacio agradable en donde se sienta la confianza para desarrollar nuevas creaciones y así, desligarse del estereotipo errado que refleja el arte culinario como un ambiente déspota, imagen que sólo ha generado rechazo al área. “Este mundo es fascinante y te atrapa con facilidad, los instructores debemos ser atentos, cálidos y valorar el esfuerzo de cada participante que pase por nuestra cocina, porque justamente será eso lo que les dará la confianza para continuar en el medio gastronómico”, manifestó la chef.

Artículos Relacionados